Lecturas

al cabo de los años comprendí que una carmelita descalza conoce mejor la vida que una mujer del Opus Dei.

Y ésta es la tragedia del Opus Dei: que si bien esas sectas, que a modo de ejemplo enuncio, se consideran como islotes en el mundo de las religiones, sin pertenecer a ninguna en particular, el Opus Dei es, ni más ni menos, tenemos que admitirlo, una secta también, pero nada menos que en el seno de Nuestra Santa Madre, la Iglesia Católica. El hecho de que el Opus Dei haya recibido todas las aprobaciones de la Iglesia: primero como Instituto Secular (2 de febrero de 1947); luego la aprobación a perpetuidad de sus Constituciones como tal Instituto Secular (16 de junio de 1950); y el 29 de noviembre de 1981 el cambio jurídico de Instituto Secular a Prelatura Personal, nada de ello excluye su carácter netamente sectario.

Tras el umbral. Una vida en el Opus Dei. María del Carmen Tapia 
Pero alma cándida: la Iglesia nunca va a enfrentarse a los que en último término están en su bando o de su parte. La Iglesia se enfrentará a los comunistas, masones y ateos, pero no a otros católicos. Esto se puede aplicar a toda organización que tenga unos intereses concretos, sea un partido político o una asociación de agricultores: no se enfrentará abiertamente a los que dentro de la organización muestren alguna particularidad, exceso de celo, extremismo, fanatismo, sectarismo… porque eso sería minar su propia fuerza en beneficio de los enemigos. Sólo cuando aquellos que dentro de la organización muestran esa conducta especial, se muestren abiertamente contrarios a los intereses de la organización, serán expulsados, por ejemplo en la Iglesia en cuestiones de dogma, o lo más frecuente: ellos mismos se salen de la organización.

El efecto invernadero y el efecto cueva

Las viviendas en España deberían diseñarse atendiendo a dos criterios: el efecto cueva y el efecto invernadero. El efecto cueva para mantener fresca la casa en verano, y el efecto invernadero para aprovechar el sol invernal y caldear la casa. Para obtener el efecto cueva hacen falta muros gruesos, mientras que para el efecto invernadero se necesitan amplias cristaleras orientadas al sur. Para evitar que en invierno se pierda el calor del efecto invernadero a la puesta del sol, así como que pase el calor en verano, hay que poner contraventanas, que mantengan el calor dentro en invierno e impidan que entre de fuera en verano.

El mundo humano moderno

El mundo humano moderno es demasiado complejo para entenderlo de forma completa por una sola persona. Sólo se puede aspirar a entender una parcela, sabiendo que la mayor parte queda sin entender, sin conocer de verdad, no sólo superficialmente. Hay que tener en cuenta que el conocimiento superficial no es verdadero conocimiento, o mejor dicho, hay tanta diferencia entre el conocimiento profundo y el conocimiento superficial como entre éste y la ignorancia.

Los ordenadores han podido aumentar su capacidad de procesamiento y memoria, al mismo tiempo que disminuían de tamaño y consumo energético, gracias al invento del transistor (que sustituyó a las válvulas de vacío) y de los microprocesadores, y a la reducción de éstos últimos. Pero en el cerebro humano, si hacemos la analogía, los microprocesadores son las neuronas (cada neurona como un circuito integrado con cientos o miles de conexiones, las sinapsis, que reciben señales, es decir, cada sinapsis hace de transistor), y como las neuronas son células, no pueden reducirse de tamaño. Así que una mayor inteligencia y memoria humanas sólo pueden conseguirse con más neuronas, es decir, aumentando el tamaño del cerebro, y el consumo de energía.

Al producirse la conquista en América había que establecer un sistema de gobierno y de sociedad similares a los que había en España, pero en España en esos momentos se estaba pasando del feudalismo y el vasallaje al absolutismo. Es decir, que a las dificultades de organizarse en un mundo nuevo en todos los sentidos, se añadía el no tener claro qué sistema debía establecerse.

Los ciegos están más cerca de la muerte, porque morir es dejar de ver, de oír, de hablar, de sentir y de pensar.

(De un documental): en Indias estaba totalmente prohibido fabricar papel. Eso explica muchas cosas: es el tipo de política que se siguió en tantas otras cosas, y explica, en parte, el atraso endémico de Sudamérica. (De otro documental): también estaba prohibido fabricar cualquier tipo de hierro. Queda aún más claro. Se trataba de proteger y fomentar la producción en España, pero se hizo a costa del progreso en las Indias, cuyos habitantes quedaban a merced del envío de los productos esenciales desde España.

Felipe II es lo que la Reina Victoria. Nuestra segunda mitad del s. XVI es la segunda mitad del XIX de los ingleses. Y nuestro siglo XVII es el siglo XX de los ingleses, la inercia del imperio pero ya en declive, o mejor dicho, al revés: el declive pero manteniendo la inercia del imperio, en la sociedad, en el sentimiento de grandeza, en el poderío militar, en la fortaleza económica y de las instituciones.

La borrachera embrutece al hombre, pero en los países moros no se consume alcohol y están embrutecidos de otra forma.

Cambio de horarios

Lo que habría que hacer no es atrasar la hora en los relojes, sino en los horarios. Cambiar los horarios, no la hora. Si lo que se quiere es aprovechar una hora de luz por la mañana, lo que habría que hacer es retrasar una hora la entrada a las oficinas, colegios, la apertura de las tiendas etc. Habría que levantarse una hora más tarde, la hora de luz se aprovecharía igual, y no habría ese trastorno de ver anochecer de pronto a las seis de la tarde. Bueno, al principio a las siete.

Además, cuando se ven cosas como farolas encendidas a mediodía, con el despilfarro que eso supone, es dudoso que realmente el cambio de hora suponga un verdadero ahorro económico frente a otras formas mucho más eficaces de ahorrar.

Por otra parte, si no me equivoco, la inclinación del eje terrestre hace que, para un mismo meridiano, en el verano del hemisferio norte el Sol salga antes cuanto más al norte del ecuador se encuentre un lugar respecto a otros puntos del meridiano, y en el invierno cuanto más al sur. Es decir, que el mismo meridiano no se corresponde con la misma hora solar en dos puntos de dicho meridiano. Para evitarlo habría que guiarse por “meridianos solares” que convergiesen a 23,5 º de los polos geográficos. Todos los puntos de un imaginario meridiano solar ven amanecer y anochecer en el mismo momento durante todo el año.

Religión comparada

No podemos saber cómo era la religión egipcia en toda su realidad, las ceremonias, las procesiones, las invocaciones, los ornamentos, el día a día.., sólo podemos recrearla con mayor o menor fidelidad; en el caso de Verdi, con una música orquestal que no tenía, lo que no impide que la melodía se haga tremendamente familiar, como si estuviéramos allí hace tres mil años. En cuanto a la religión católica, en el caso de Puccini, es recreada con la pompa que sí conocemos, y que podemos disfrutar antes de que desparezca, como desapareció la pompa y la religión egipcia. El cristianismo es más sutil que las religiones pasadas, las paganas, pero no tan sutil que pueda resistir el paso del tiempo y la acción del intelecto.

A paseo

Los niños tienen una gran capacidad de retentiva, aprenden y retienen palabras, actitudes, diversas cosas cada día. De mayor en cambio hay que hacer al revés: lo contrario de aprender, que no es en este caso olvidar, sino mandar a paseo, por decirlo educadamente, a personas, ideas y cosas cada día.