Chistes

Un día todas las alcantarillas del país están descegadas.

Un día todos los ayuntamientos del país se hacen cargo de los gatos callejeros. Esto es menos chiste que lo otro, ocurrirá en veinte años a más tardar.

Platoneando

Imagina que vives entre chabolas y no conoces otro mundo que ese. Un día descubres que fuera de las chabolas, en el resto de la ciudad, la basura se tira en contenedores, que se hace recogida selectiva, que hay un tratamiento de los residuos. Descubres que las casas se construyen con un estudio geológico previo, con unos planos hechos por un arquitecto, con una instalación de agua corriente…

Pues lo mismo si comparo lo que veo cotidianamente con lo que debería ser. No sé si habrá que irse a Suecia para verlo, a los míticos países nórdicos civilizados, o si está fuera de nuestro tiempo de momento, y habrá que esperar al futuro, pero veo la sociedad como una zona chabolista comparada con una zona residencial. No me refiero solo al metro, que parece un transporte de pobres, de muertos, de cutres, ni a los autobuses, que es parecido; es también la televisión, es la derecha y la izquierda, es todo en general. Está todo mal, todo mal…

También puede ser que el barbas nos haya gallegizado. Tengo la ligera teoría de que el presidente del gobierno impregna, contagia al país de las características regionales propias. Uno andalucizó, otro castellanizó, este ha galleguizado.

Observaciones

Una de las cosas más bellas es un ave en vuelo planeado. Si se extinguiera el hombre los cielos se llenarían de aves.

La generación espontánea del universo es como el origen de la vida: de la no vida a la vida, de la no materia y espacio a la materia y espacio. La vida tiene componentes previos: las moléculas. La materia y el espacio tienen componentes previos: los campos.

Como comer o ser comido, podemos decir: mandar o ser mandado.

 

Observaciones cotidianas

Perros de ciudad: en la zonas ricas, son animales frustrados, no les dejan ir sueltos. Son perros tristes, resignados, más cuanto más grandes. En otra zona, en cambio, obrera como se suele decir, con inmigrantes ociosos en el parque, jardines con césped que no ha sido cortado en meses, y perros sueltos corriendo por la hierba alta, entrando y saliendo del jardín, saltando, felices, plenos.

En el metro: podrían no estar los extintores en los vagones, porque los hubieran robado. Podría haber pintadas en los mármoles de las paredes de las estaciones. Podría no haber mendigos. Podría no haber pintadas en la calle, como no las hay en las estaciones, pero sí la hay. Podría no haber negros vendiendo en los pasillos, o podría haberlos en todos los pasillos. Podría no haber mendigos, o podría haber el doble. Podrían tener muchas zonas verdes mejor aspecto, o podrían estar aún más peladas. ¿Qué nivel de desorden o de cochambre se admite, y cómo se llega a ese “consenso”? Si admitimos, si afirmamos que desde luego está bien que se respeten los extintores, admitiremos que está mal que no se respeten los cristales, que están rayados en cada vagón. Si admitimos que está bien que no haya pintadas en los mármoles, admitiremos que está mal que las haya en la calle. Luego no es una cuestión de gusto; es más complicado, pero es evidente que da pereza entrar en ello, y nadie entra.

Tal vez a los grafiteros les impongan respeto los mármoles.

Chiste: un mapa de España, con un cartel que diga: “PROHIBIDO TOCAR LAS PALMAS”

La madera: en la base del tronco debe soportar todo el peso del árbol. Eso da una idea de la increíble resistencia que se ha conseguido por evolución. Además las ramas, o el tronco si está torcido, deben soportar unas tensiones enormes, y efectivamente las soportan.

El capitalismo aprovecha todo: los vendedores de pintura en spray o los de rotuladores no miran cuál es el destino de lo que venden. Incluso, cuanto más de moda esté pintarrajear las paredes, mejor. Y así, lo mismo con el mundo del cine (directores, productores, actores…), el periodismo y otras cosas. Porque venimos al mundo y llegado el momento te das cuenta de que hay que ganar dinero para vivir. No sólo para sobrevivir, sino para supervivir en el caso de algunos. Supervivir es para mí vivir en la abundancia, aunque curiosamente supervivencia sea el sustantivo referido al verbo sobrevivir, es decir, vivir a duras penas. Debería usarse sobrevivencia para referirse a sobrevivir, y supervivencia y supervivir para referirse a vivir “super”, como viven los ricos y famosos, los pijeras etc.

Donde se asientan los gitanos, se asientan la insolencia, la desolación y el miedo.

 

 

 

 

La república

La importancia de la Revolución Francesa es haber instaurado un nuevo sistema de gobierno, el gobierno moderno: la república. La Revolución Inglesa supuso la consecución de la monarquía parlamentaria, pero ese sistema de gobierno no deja de ser una excepción en el mundo moderno, una especie de lujo que sólo unos pocos países se pueden permitir. (Hubo un breve periodo republicano con Cromwell, pero por alguna razón los ingleses no llegaron a dar el paso definitivo hacia la república).

La forma moderna de organizarse un país es la república. Incluso en la guerra fría competían dos formas de república: la república capitalista de Estados Unidos y las repúblicas socialistas de la URSS.