Sobre el arte religioso

La idea de que la pintura medieval y posterior tenía carácter didáctico es dudosa. La transmisión de la información bíblica debía ser oral, en los sermones, pero pensar que la gente contemplaba un capitel románico interpretando que ahí se estaba representando la historia del arca de Noé, o el sacrificio de Isaac etc, me parece ilusorio. Serían los monjes y frailes los que los supieran interpretar, pero no la gente común. Lo mismo con cuadros del siglo XVII, cuyas imágenes religiosas serían para “consumo doméstico” de los religiosos, es decir, de curas, frailes etc, mientras que para el resto de gente las imágenes serían iconos para la devoción, sin interpretación bíblica. Un Cristo, una Virgen, un santo, no tenían más función que recrear la fe de los parroquianos que acudían a la iglesia habitualmente

Vegetarianismo

Hay unas hamburguesas de soja a un precio estupendo, fáciles de preparar y lo que es más importante, riquísimas, que me van a hacer ser por fin vegetariano. Me temo que el precio sea sólo una oferta temporal, habrá que ver.

Los inventos humanos

Los comentarios de youtube dan una medida de la inteligencia humana. El bicho humano busca lo que por evolución le ha sido impreso en el sistema nervioso: imagen y sonido, y el resultado es cine, televisión y youtube… Un extraterrestre con una inteligencia mayor que la de esta triste especie diría, llevándose la mano a la barbilla: “Interesante, interesante…”

El cine americano

Los dinosaurios de Parque Jurásico deben de ser a lo que fueron los dinosaurios reales lo que el Mozart de Amadeus al Mozart real. Igual de histriones ambos en película. El cine, o el cine americano, arruina la inteligencia

Los asiáticos

En Corea del Sur hay granjas de perros, se los comen. Pensaba yo que la occidentalización acababa con esas cosas, pero si vemos lo que hacen en China con los animales, con gatos y perros, creo que hablamos de una especie distinta, un homínido que ha evolucionado por su cuenta y tiene un cerebro insensible.

El metro

Vuelvo a viajar en metro y de pronto veo que la plaga de mendigos y músicos ha desaparecido. ¿Será por la línea que cojo, por el horario, o que realmente han conseguido acabar con el problema? Ahora se viaja como es normal hacerlo, como se supone que hay que viajar

PS: Obviamente bastaba hacer el comentario para que hayan vuelto a aparecer…

Cervanteando

Contarte ¡Oh Vitelo! quiero ahora
el cómo ha Natura sustentado
la espléndida floresta deleitosa
y tantas verdes hojas procreado.

Solemne al ciprés aquí contempla
mecido elegante de igual modo
con brisa suave o con feroz galerna
que nada hay que turbe su decoro

Sabido ha crecer de sutil modo
que al tronco grosor dando con finura
eleva al cielo y alza su figura
y muestra en todo gracia y galanura.

No hay madera que sobre ni le falta
sino que toda está dispuesta con fortuna
y así soporta el peso de sí misma
y ramas y los frutos y su altura.

Lecciones tales da de economía
que más ni menos gasta que lo justo
para su sostener y su alegría
o más diré la nuestra y nuestro gozo:
pues que de contemplar tanta hermosura
y tanta majestad y tan perfectas,
compuestas forma, talle y lozanía
el alma no se cansa ni la vista.

Ya ves cómo Natura siempre sabe
hacer de cada cosa su valía
mejor, y cada una con el resto
engarzan un tapiz en sintonía.

Solo una criatura se distancia
de la perfecta, bella y armoniosa
composición que teje la Natura
con sus hijos, sus frutos, y sus obras.
Y es esa criatura la que ahora
destruye cuanto toca, y todo alcanza
El bicho humano todo en insolencia
lo afea, daña y mata, y no repara
ni deja que algo quede sin mudanza

Pues que si de las selvas no saliera
ni naturales límites pasara
la vida cual los brutos transcurriera
en santa e inocente paz lograda.

Mas porque quiso la fortuna airada
que diera el hombre en malo y en soberbio,
dándose libertad sin miramiento
adquirió maldad y a la vez conocimiento.

No quiso el bicho humano resignarse
a las duras condiciones de su estado
al hambre, al sol, al frío, ni al cuidado
sino que pervirtiendo lo pasado
de tiempos millonarios heredado
en lucha con la Tierra y con sí mismo
azote de lo vivo se ha mudado.

Lo vivo, digo, y aún lo inerte
que nada que se vea se está a salvo
de ser o consumido o transformado.

No dejará de hacer lo que instintos
le empujen en el día y de ese modo
a hórrida carrera se ha lanzado
que a miedo que le moten de cobarde
secará los bosques, arderá los mares.

Ya ves Vitelo, amigo, dónde estamos:
volver atrás del todo es imposible
pasar hacia delante es ya dudoso
¿Qué hará, pues, el humano, que sea honroso?