La lluvia como metáfora

La lluvia es molesta pero necesaria

Anuncios

La virtud y el vicio

La diferencia entre la virtud y el vicio es el orden de los factores. El vicio da primero placer al disfrutar lo que se desea y luego dolor por haber hecho lo que no convenía. La virtud da primero dolor al no disfrutar lo que se desea y después placer por no haber hecho lo que no convenía

Tras terminar Los hermanos Karamazov

Algunas ideas que me vienen a la mente:

El libro de basa en tres personajes, los tres hermanos: uno muy bueno, muy bueno, otro mitad bueno, mitad malo, y otro malo, no porque tenga maldad, sino porque no tiene bondad, ya que parafraseando a Shakespeare cuando dice “ausente la alegría, la pena está de continuo presente” podemos decir que ausente la bondad, sólo hay maldad.

Si tras leer el libro buscas en youtube una adaptación cinematográfica, hecha por rusos por supuesto, la grandeza de la obra de Dostoyevski se dobla. Lo mismo me ocurrió cuando vi una adaptación rusa de Crimen y castigo. Permiten ver el paisaje ruso en todos los aspectos: vestimenta, entorno físico, viviendas, arquitectura etc. Permite desentrañar ese enigma de cómo eran los rusos del siglo XIX: si eran europeos o vivían en su propio mundo. El enigma ruso, si es Europa o no. No es Europa, tampoco es Asia, es en todo caso europea y prácticamente nada asiática, al menos en la parte occidental, pero en realidad tiene un carácter propio. También es cierto que la misma sensación de aumentar el valor de la obra me ocurrió con Drácula en una adaptación inglesa de la BBC

El personaje del niño listo, valiente y socialista es repelente. Yo con 13 años no sabía la centésima parte que él. Ni siquiera ahora soy tan listo como él. Debió de contribuir no poco a que muchos jóvenes en Rusia se animaran a creer en la Revolución soviética

El juicio parece haber inspirado todas las películas americanas sobre juicios. Es algo que parecía típicamente americano pero parece estar copiado de esta obra

La miseria por todas partes, miseria material acompañada de miseria moral. Pero no es exactamente miseria moral sino embrutecimiento por así decirlo

La ortodoxia, ese otro enigma. Es cristianismo pero es eslavismo a partes iguales. Causa y consuelo de la miseria al mismo tiempo, hace que todo sea comprendido, en sus dos sentidos: que todo quede dentro del mundo ortodoxo, y que todo se entienda desde la ortodoxia

Imposible separar cuándo Dostoyevski está analizando la psicología humana de cuándo está analizando la psicología rusa, esa es quizás la mayor genialidad de la obra. No obstante, los personajes son rusos, tiene el alma rusa, o eslava, tan pronto ríen como lloran, se quieren y se odian, son en el fondo buenos, quieren la redención universal, un mundo justo y bueno etc

Es impresionante que en unas pocas décadas ese mundo desapareciera para ser sustituido por el comunismo. No es solamente que desapareciera el mundo decimonónico, sino toda la estructura social que se describe en la obra. Y no es que evolucionara hacia el comunismo, sino que de pronto fue barrido

No se menciona al zar y la familia real, cuando deberían aparecer por razones obvias en una descripción tan precisa y minuciosa de la sociedad rusa como la que se hace en la novela. Parece evidente que había una censura total sobre eso

La circulación de las monedas

Por curiosidad vacío el monedero de la cartera y tengo las siguientes monedas por países:

De 2 euros: dos de España y una de Alemania

De 1 euro: tres de España, una de Austria y una de Italia

De 50 céntimos: una de España

De 20 céntimos: una de España

De 10 céntimos: dos de España y una de Francia

De 1 céntimo: una de España

Sin duda se pueden hacer estudios por países y sacar conclusiones. Seguro que ya se han hecho

La literatura y la música

La música es un lenguaje en sí y para sí, no tiene traducción. Así que leer libros sobre música es una experiencia literaria antes que musical. Y si eres más lector que melómano (porque por ejemplo no tengas buen oído para disfrutar de verdad de la música) entonces, en una especie de paradoja, el placer de la experiencia lectora de libros sobre música sobrepasa al placer de la audición musical.

Para mí es más fácil la lectura que la audición, primero porque no tengo formación musical, con lo que por ejemplo una sinfonía me dice menos que a quién sí la tiene, y segundo porque el libro es más dócil, más sufrido: puedes descansar de la lectura cuando quieras (salvo contadas excepciones de libros que te enganchan, que no tienen por qué ser los de mayor calidad), puedes tomarte más a la ligera lo escrito, por renombrada que sea la obra

Google libros

Es interesante lo de los libros que sólo puedes disfrutar en fragmentos. Tenemos por un lado que interneando, sin premeditación, sin búsqueda, en un delicioso azar, encuentras libros, te encuentras de pronto con libros como si estuvieses en una inmensa biblioteca y escogieses uno cualquiera al azar, sin ver el título ni la temática. Eso es un placer enorme. Pero al mismo tiempo resulta que a las pocas páginas debes dejar la lectura porque no se ofrecen más páginas. Pero como de todas formas es muy posible que, aunque leyeras el libro entero, no llegaras a retener más que fragmentos, si es que retuvieras algo, como ocurre cuando se lee rutinariamente, por el placer de leer, tenemos entonces que realmente se está disfrutando del placer de la lectura en estado puro: ese curiosear en ideas diversas mientras se está en la vida

El sensacionalismo

Soy un sensacionalista: me dejo llevar por las sensaciones. Podría describir sensaciones de cada época de mi vida, tan distintas. Sensaciones animalescas, como un perro olfateando el aire. Sin duda la sensación tiende a imponerse a la razón en mí. No está mal de todas formas una vida vivida para las sensaciones

Distingo entre sentimientos y sensaciones, porque los primeros se refieren sobre todo o exclusivamente a lo interior, mientras que las sensaciones se basan en lo exterior, en la época del año (invierno, lluvia frío, primavera, sol etc), el entorno (ciudad, campo, parque, calle, piso, feria etc), día, noche, atardecer, aspecto físico, vestimenta, libros, series de televisión… todo aquello que envuelve, o mejor dicho, que da consistencia al recuerdo, y a la sensación cuando vuelve a sentirse