Apuntes de Física

Dos fuerzas paralelas del mismo sentido cumplen la igualdad:

F1·d1  =  F2·d2

Es el caso de dos masas m1 y m2 suspendidas de los extremos de una barra rígida, A y B. La resultante R tiene un punto de aplicación O y las distancias son: d1=AO y d2=OB.

Pero esto mismo puede aplicarse a dos cuerpos que gravitan alrededor de un eje de rotación, como el caso de la Tierra y la Luna. Así, dadas las masas de la Tierra, MT = 5,973 ·1024 kg y de la Luna, ML = 7,349 ·1022 kg. Radios ecuatoriales RT=  6378 km y RL = 1738 km. Distancia Tierra-Luna entre las superficies dTL = 384100 km . Distancia Tierra-Luna entre los centros, d = 384100 km + 6378 km + 1738 km = 392216 km. Posición del centro de masas del sistema Tierra-Luna desde el centro de la Tierra, dCM = 4668 km y por tanto distancia del centro de masas de la Tierra al CM, d1 = 4668 km y distancia del centro de masas de la Luna al CM, d2 = 392216 km – 4668 km = 387548 km tenemos que:

MT·d1 = ML·d2

5,973 1024 · 4668  =  7,349 1022 · 387548

2,788·1028  ~  2,848 ·1028

Si calculamos la posición del CM directamente a partir de Mt, ML y d:

MT·x = ML·(392216 – x)

x= 4767 km

Españoles por el mundo

lamantins02

Quiso un español saber si tenía tan duro cuero como decían: llamó «Mato, Mato», y en viniendo arrojóle una lanza, que, aunque no lo hirió, lo lastimó; y de allí adelante no salía del agua si había hombres vestidos y barbudos como cristianos, por más que lo llamasen. Cresció mucho Hatibonico, entró por Guainabo y llevóse al buen Mato manatí a la mar donde nasciera, y quedaron muy tristes Caramateji y sus vasallos.

Francisco López de Gómara – Historia general de las Indias. Capítulo XXXI

Otrosí: dando un paseo con mi perra por la ribera del Tajo en Toledo, pasé junto a una familia española de las que aparecen en las series cutres, que hacía turismo interior, cuando veo que el niño de unos doce años, al ver unos cormoranes tomando el sol en unas rocas que en mitad del río hay, junto al puente de San Martín, se pone a tirarles piedras. Los papás de la criatura en lugar de regañarle, lo vieron tan normal como si echara pan a los patos. Una maledicencia al pasar junto a la madre le sirvió a ésta de admonición, si es que tales cosas hacen efecto en esta clase de personas.

El argé y el agua (corriente)

El primer filósofo, Tales de Mileto, se preguntaba qué era lo que constituía todo, la esencia de lo que vemos y tocamos. Hoy podríamos decir que el argé es la fuerza de atracción entre los átomos, lo que los mantiene unidos en moléculas, o que son los quarks, o más bien, el argé es la fuerza unificada que buscan los físicos, la unificación de las cuatro fuerzas, lo que hace que nuestro cosmos sea como es, que sea lo que es.

Si la civilización es salir del estado de estupidez en el que viven los animales, del incesante círculo de nacimiento, alimentación, reproducción y muerte, del vivir sin conocer, como viven los animales, los salvajes y los bárbaros, entonces pensar en el argé es civilización, y seguir en ese camino de conocimiento hasta la ciencia actual es la civilización. Pero tan importante como vivir pensando en el argé es tener cosas que dignifican la vida, como el agua corriente o la electricidad.

Lecturas

Desde aquel momento, se dio por hecho que la cultura tenía que se cultura nacional; Homero, definido como el <<genio originario>> ya por Wood en 1769, se elevó al rango de genio originario de la cultura helénica. [ …] considerado como el verdadero inicio de la cultura, se convirtió en el estandarte de una alianza germánico-griego-protestante – en línea con la orientación del Humanistisches Gymnasium.

Walter Burkert. De Homero a los magos. La tradición oriental en la cultura griega

Parafraseando al neandertal, podemos decir que Alemania es el nazismo, y el nazismo es Alemania. Cuando los teutones quisieron ser griegos, sin serlo.

A modo de lecturas

En uno de esos reportajes de españoles por el mundo, una mujer residente en Atenas decía que a las doce de la mañana todo el mundo estaba en las terrazas en lugar de estar trabajando. “Aquí no trabaja nadie” decía con una mezcla de ironía e indignación. Si esto lo decía una española, no una alemana, podemos hacernos una idea de lo que es aquel país.

Item más: otra española que vive en Atenas dice que allí los lunes y miércoles las tiendas no abren por las mañanas. Son de esas cosas que desde fuera te causan asombro. Digamos que esas dos anécdotas explican por qué ese país está como está, independientemente de quién gobierne.