Archivo del Autor: Icdeo

Quidquid latine dictum sit, altum videtur

Todo lo que se dice en latín suena solemne

Todo lo que se dice en alemán suena nazi

Todo lo que se dice en francés suena refinado

Todo lo que se dice en inglés británico suena estirado

Todo lo que se dice en inglés americano suena animoso

Todo lo que se dice en andaluz suena poco serio

Todo lo que se dice en gallego suena melancólico

Todo lo que se dice en catalán suena antipático

Todo lo que se dice en italiano suena cómico

Todo lo que se dice en ruso suena apático

Todo lo que se dice en chino suena alienígena

Anuncios

Sobre la cocina y el pensamiento

Yo creo que se puede hacer un paralelismo entre el pensamiento y la cocina. Cuando habla un español, quiero decir, un pensador o alguien con visos de pensador, lo hace con cierto nivel cultural y capacidad de expresión. Cuando hablar un francés, cuando explica cuestiones sociales o políticas, lo hace de forma característica. Es como si reconociéramos la cocina española o la cocina francesa. La cocina y el pensamiento francés son más sofisticados que la cocina y el pensamiento español. La cocina y el pensamiento alemán son recios, contundentes y poco refinados. En el caso de los ingleses es diferente, su cocina es pésima pero su política es sofisticada, al menos en el (re)descubrimiento y mantenimiento de la democracia.

Podríamos decir que cada país tiene su propia cocina como solución a sus necesidades, a su clima, al aprovechamiento de lo que la tierra puede dar etc. E igualmente cada país tiene su pensamiento como solución a su necesidad de sobrevivir en el mundo, en la vida, como grupo

Sobre vacunación y cáncer infantil

Me pregunto si se ha estudiado la posibilidad desde el punto de vista evolutivo de que las vacunas hayan contribuido al aumento de cáncer infantil. La hipótesis es la siguiente: antes de la aparición de las vacunas los niños eran diezmados por infecciones, de forma que sólo los que tenían un sistema inmune fuerte lograban sobrevivir. Es decir, se producía una selección natural de individuos resistentes a las infecciones. Eso les permitía también, a los supervivientes, hacer frente al cáncer, que es atacado como se sabe por el sistema inmunitario antes de que se pueda extender (un cáncer se puede considerar una infección provocada por células del propio organismo). Pero con la vacunación todos los niños sobreviven a las infecciones, tengan una inmunidad natural fuerte o débil. Entonces, aquellos niños con un sistema inmune débil que han sobrevivido a las infecciones gracias a la inmunidad artificial (vacunas) no pueden hacer frente a las células cancerosas, su sistema inmune no puede destruirlas y caen enfermos.

Hay que tener en cuenta que la nutrición también ha mejorado enormemente, lo que refuerza la hipótesis, ya que los niños con una nutrición deficiente que podían sobrevivir a las infecciones cuando aún no existían las vacunas debían tener un sistema inmune muy eficaz.

Y junto a las vacunas se han desarrollado los antibióticos, como otro factor de supervivencia, así como las medidas de higiene en el agua y los alimentos etc, y a ambas cosas, antibióticos e higiene, se les pude aplicar el mismo razonamiento que a las vacunas y la nutrición