Apolo y Jesucristo

El dios Apolo era un dios triunfante, un dios de victoria, de seguridad, de confianza, pero al mismo tiempo tenía esa cosa tan desconcertante llamada el oráculo, que tantos problemas causó, tantos quebraderos de cabeza dio a los griegos. (Por ejemplo, según nos cuenta Heródoto, todo el conflicto entre Grecia y Persia comenzó por una respuesta del oráculo: “si atacas a los persas, un gran imperio será destruido”).

Y a su vez Jesucristo trae el monoteísmo a Occidente, una avance sin duda, pero con esa mezcla de boutades y contradicciones, sobre la riqueza, los pecadores, el juzgar, el perdonar, los milagros, la salvación etc que hace que sea imposible de seguir y tan proclive a la diversidad de interpretaciones y por tanto a la aparición de iglesias distintas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s