La Reforma y el trabajo

Desde luego la Reforma pone fin al feudalismo. La estructura clientelar de los monasterios, abadías, curas y obispados, que vivían del diezmo, desaparece. Es decir, en los países protestantes ya no hay un grupo social que vive sin trabajar. En los países que continuaron siendo católicos eso acabó ocurriendo en buena medida de todas formas, la desaparición de las “manos muertas”, porque era evidente que no podía continuar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s