Explicar el mundo

Está muy extendido entre los científicos el cienciacentrismo, según el cual lo más importante del hombre es la ciencia, y los demás aspectos humanos son secundarios, de menor peso, es decir, que todo gira alrededor de la ciencia como los planetas alrededor del sol. Incluso dentro de los cienciacentristas habría fisicocentristas, quimicocentristas y biologocentristas. Estos últimos, entre los que me incluyo, dirían que todo los asuntos humanos se basan en la biología; que al final, es decir al principio de cada conducta o suceso humano, está la biología, entendida siempre desde la evolución.

También están los economicentristas, que creen que sólo existe la economía como lo verdaderamente importante y lo demás, incluida la ciencia, se mueve alrededor de la economía.

Una forma popular o vulgar de entender el mundo es el politocentrismo, ya que la política está muy presente en los medios de comunicación y en la mente de la mayoría de la gente. Y porque se puede decir que de la política depende todo: economía, ciencia y hasta arte y religión.

También tendríamos historiocentristas, para los que sólo la historia explica al ser humano. La historia es un compendio de todos los asuntos humanos, sean ciencia, economía, religión, arte … que sólo con el conocimiento de esta disciplina adquiere significado, por lo que sería ésta la más importante.

Dentro de la historia está la historia de la ciencia. Explicar la historia de la ciencia requiere salirse de la ciencia misma para observarla desde fuera, desde lejos, desde la lejanía del tiempo. Es como observar desde la Tierra el movimiento de los astros, de estrellas, planetas, sol y luna, intentando comprender qué se mueve alrededor de qué y cómo. Es como estudiar los aparentes retrocesos de Marte en los cielos, los eclipses de sol y luna etc concibiendo un esquema, un sistema: sistema heliocéntrico, geocéntrico, de esferas, de epiciclos, de elipses… Así el historiador de la ciencia debe intentar encontrar el esquema que explique las razones del progreso científico, de la revolución científica, si es que cree que la hubo, de los periodos de estancamiento científico, si también cree que los hubo, de la diferencia entre unos países o zonas del mundo y otras en los descubrimientos. La observación de la historia es más compleja que la observación de los cielos, y la elaboración de sistemas históricos mucho más difícil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s