La música callada

Una de las muchas cosas que me molestan de aquí mis paisanos españoles e invitados es esa manía, esa costumbre de llevar la música de los auriculares y cascos tan alta que los demás puedan oírla a tres metros. No es que me importe que se queden sordos, es que me molesta que tenga que aguantar su música. Ítem más, si pago bastante por usar el metro es para tener el viaje tranquilo, sin músicos que incomoden en cada trayecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s