Las tribus y la no convivencia

En un documental sobre papuanos había una tribu que tenía no se qué ritual de iniciación a la vida adulta para los hombres, para el cual había que aportar un cerdo. Salía un niño que estaba casi en la edad de pasar el ritual, pero era huérfano de padre y su madre no tenía dinero para comprar el cerdo. El pobre muchacho se resignaba a que nunca podría entrar oficialmente en la vida adulta y nunca podría casarse.

En La guerra de las Galias cuenta Julio César que una tribu gala tenía la costumbre de que al declarar una guerra, todos los guerreros de la tribu tenían que subir corriendo a lo alto de una colina, y el último en llegar era matado por los demás entre horribles torturas.

Son costumbres absurdas del bicho humano. Aparte de dar gracias al Destino por no haber nacido papuano ni galo, eso me lleva a pensar en las tonterías que aquí y ahora hay en la tribu de los españoles, costumbres gitaneras, petarderas, taurinas, devocionales… Como yo no me adapto a ellos ni quiero, y viceversa, hay que actuar como si fueran una tribu con la que no tienes nada que ver, cuyas ideas no te afectan. Dentro de lo malo, es peor pasar la vida en un pueblo pequeño, donde las tonterías son más burdas y es más difícil evitarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s