Dios y la gravedad

Imaginemos por un momento que vivimos en la Antigua Grecia, o en cualquier época de hace varios miles de años. Nos preguntamos qué es el mundo, qué es la Tierra, los cielos, el mar, cómo es la Tierra … Podríamos pensar que la Tierra es básicamente el mundo, y que el cielo y el mar son complementarios. Es la visión del mundo-Tierra. Si la Tierra es el mundo, entonces lo llena todo, y no hay espacio fuera de ella. No hay nada debajo de la Tierra, y por encima de la Tierra el cielo es finito. Es una visión pre-espacial: no existe el concepto de espacio exterior a la Tierra en el que el la Tierra está inserta. El espacio es un concepto muy moderno, que en aquella época no se nos habría ocurrido siquiera. Pero si bien al llenarlo todo de mundo y nada fuera del mundo, damos respuesta a qué es el mundo, creamos el problema de cómo puede ser limitado el mundo, si con el pensamiento siempre podemos llevarlo más allá. Y si es ilimitado, cómo es posible que lo sea, si con el pensamiento no podemos concebir tal cosa. Y eso además aplicado a un mundo sólido, como es la Tierra. Una forma de resolverlo es crear el espacio, poner a la Tierra en medio del espacio, siendo limitada la Tierra e ilimitado el espacio. Ahora es más fácil concebir un mundo inmenso vacío, con la Tierra y los astros ocupando sólo una pequeña parte. Es la visión del mundo-espacio. Pero obligatoriamente nos preguntaríamos sobre qué se apoya la Tierra en el espacio, y fuera cual fuera la respuesta,  la pregunta inmediata es en qué se apoyan los apoyos de la Tierra, y así hasta el infinito. La Tierra debería caer si está en medio de la nada. Eso es porque el planteamiento cotidiano es que las cosas pesadas no flotan, caen hacia abajo, y siendo la Tierra evidentemente pesada debería caerse*. Sólo cuando Newton explica que las cosas no caen porque sí sino que son atraídas por la Tierra, y que dicho de forma más general todos los cuerpos son atraídos por otros cuerpos, tiene sentido hablar de una Tierra en el espacio: la Tierra es atraída por el Sol, y su movimiento la mantiene a distancia del Sol. Si no se moviera caería hacia el Sol, pero si no hubiera Sol flotaría en el espacio sin caer hacia ninguna parte. El cambio de visión es como dejar de creer en los reyes magos, es una visión adulta del mundo.

*Aunque en realidad, si hablamos de una Tierra en el espacio que debería caer hacia abajo, la pregunta inmediata es hasta dónde caería, si caería indefinidamente, ya que el espacio no tiene fondo. Y si lo tuviera, tendría que ser algo sólido, sostenido a su vez por algo. Como todo eso es absurdo, nos basta decir que la Tierra está en el espacio sin caer, que flota e el espacio, aunque aún no tengamos la explicación newtoniana.

Lo mismo se puede plantear con Dios. Un primer planteamiento ingenuo es que el mundo, sea como sea como lo entendamos, Tierra-mundo o espacio-mundo, es una creación de Dios, porque lo que existe tiene que haber sido creado. Incluso aunque lo que existe haya sufrido transformaciones y ya no sea lo que fue al principio, tiene que haber un primer momento en que el mundo empezara a existir, aunque fuera bajo una apariencia muy distinta. El creador del mundo tiene que ser algo muy poderoso, capaz de hacerlo, y ese algo es llamado Dios. Pero la pregunta inmediata es si ese Dios fue creado a su vez por otro creador, lo que lleva como antes a una cadena infinita de preguntas. Una forma de resolverlo es decir que Dios se creó a sí mismo, lo que es absurdo, porque no se puede crear sin antes existir. Otra forma es decir que Dios no es creado, que es eterno. Pero eso lleva a que el mundo también puede serlo. Y aquí estamos ante un problema similar al de la caída de los cuerpos: decir que lo existente tiene que haber sido creado es como decir que la Tierra tiene que caerse si está en el espacio. No conozco a ningún Newton de la filosofía que lo haya explicado, aunque seguramente habrá varios. Y es que más que un problema filosófico es, como el de la gravedad, un problema físico. Pero la física ha llegado a conceptos tan absurdos, aunque sean ciertos, como son la relatividad del tiempo, la superposición de estados, la expansión del espacio, el entrelazamiento cuántico o la materia y energía oscuras, que la solución que da para el origen de lo existente, como que toda la materia del Universo estaba concentrada en el espacio de un átomo, o que el tiempo surgió con el big-bang, está muy lejos de explicar las cosas elegantemente como Newton. Si las explica, no es con elegancia, sino dejando la duda de si todo eso puede ser realmente así, porque son ideas “raras”. En biología esas explicaciones serían inadmisibles. Sería como decir que una hormiga se transforma en un caballo. La biología es mucho más racional que la física.

Y hablando de biología, algo parecido a la gravedad y la creación ocurre con la vida y el alma. Poniéndonos otra vez en la Antigüedad, intentamos, como el propio Aristóteles, saber qué anima a los seres vivos, qué los hace diferentes a la materia inanimada. Una persona o un animal que muere, nada más morir tienen la misma apariencia que un instante antes, cuando estaban vivos. Pero ahora son como un trapo, una piedra, un trozo de madera. No responden a los estímulos, no se mueven, no respiran … Se diría que se les ha ido aquello que los animaba, se ha ido el alma o ánima del cuerpo. Esa es la visión ingenua. La visión adulta es que la vida consiste en reacciones químicas celulares en una compleja red de procesos, la fisiología, que mantienen al animal vivo. La muerte es la detención de esos procesos: la respiración, la circulación de la sangre, la actividad del cerebro … El mismo organismo que hace un momento estaba vivo ahora es el mismo pero sin actividad interior. La vida ha cesado, pero no se ha ido nada del cuerpo. El alma no existe, es un concepto fallido para explicar la vida. Lo mismo ocurre con Dios, concepto fallido para explicar el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s