Darwinismo shakespiriano

A la disertación hamletiana “Qué obra maestra es el hombre, ¡Cuán noble por su razón! ¡Cuán infinito en facultades!; en forma y movimiento ¡cuán expresivo y admirable!…” se le puede añadir, desde el punto de vista evolucionista: “¡Qué impresionante ha sido su evolución! ¡Cuán extraordinaria es su adaptación!“. Para concluir, igualmente, “Y sin embargo …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s