Vivir de milagro

Al igual que al conocer la biología molecular, la bioquímica, la fisiología podemos decir que estar vivo, respirando, digiriendo, el corazón latiendo, estar oyendo, viendo, moviendo brazos y piernas (es decir, contrayendo múltiples músculos coordinadamente) … es un milagro, ya que parece que, dada su increíble complejidad, lo normal fuera que esos sistemas colapsaran en cualquier momento, que se detuvieran, que se atascaran, que fallaran, así también ocurre que al conocer la neurofisiología podemos decir que estar cuerdo es un milagro, puesto que la complejidad del funcionamiento del cerebro hace pensar que lo normal sería que en cualquier momento algo puede fallar y volverse uno loco. Lo normal sería que cada día nos diese un corte de digestión, una parada respiratoria, una parada cardíaca, un mareo, una contracción muscular … un ataque de locura. Pero si “cada día” nos diese una parada cardíaca, el primer día sería el último. La selección natural ha descartado los genes o clústeres genéticos que no mantuviesen el corazón funcionando ininterrumpidamente durante años. Lo mismo ocurre para la respiración. La digestión permite algunos fallos, pero no a diario. La locomoción también permite fallos ocasionales de los músculos. En fin, hay márgenes de tolerancia distintos según la función fisiológica, unos más amplios y otros más estrictos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s